Se ha producido un error en este gadget.

septiembre 02, 2009

Las palabras de las brujas



Escuchad ahora las palabras de las brujas,
los secretos que ocultamos en la noche,
cuando la oscuridad era el sendero de nuestro destino
y que ahora entregamos a la luz.

Misteriosas aguas y fuego,
la tierra y el basto melodioso aire,
por guardar la Quinta Esencia hoz conocemos,
y deseamos, osamos y guardamos silencio.

El nacimiento y la reencarnación de toda la naturaleza,
el pasar del invierno y el verano,
compartimos con la vida universal el regocijo en el aro mágico.

Cuatro veces en el año el gran Sabbat retoma
y las brujas son vistas danzando en lammas y candelaria,
en víspera de mayo y el antiguo Halloween.

Cuando el día y la noche son iguales,
cuando el sol brilla en su cenit y cae en el horizonte,
los cuatro menores son convocados
y las brujas se reúnen a festejar.

Trece lunas de plata hay en un año,
trece miembros en un Coven hay.
Trece veces celebramos felices Esbats
por cada año dorado y un día.

El poder que ha pasado por eras
cada vez entre el hombre y la mujer,
a través de los siglos,
desde antes de los tiempos que vendrán.

Cuando es trazado el círculo mágico
por la espada o el athame de poder,
esta es la brújula entre dos mundos orientados
en la tierra de las sombras por ese instante.

Este mundo no tiene derecho,
entonces de saberlo.
Y el mundo del más allá no dirá nada.
Los más viejos de los Dioses se invocan allí,
y grandes trabajos de magia son labrados.

Dos son los pilares místicos
que sostienen la entrada del templo sagrado.
Dos son las potencias de la magia,
de las formas y de las fuerzas divinas.

La oscuridad y la luz, los contrarios uno del otro,
mostrados delante como un Dios y una Diosa.
De los que nuestros antepasados nos enseñaron.

Por la noche él es el jinete salvaje de los vientos,
el gran Dios cornudo; el señor de las sombras.
Por el día él es el rey de los cielos y el arbolado,
él habita en los claros verdes del bosque.

Ella es joven o vieja como ella satisface,
ella navega en las nubes rasgadas en su barca,
la señora de plata, brillante de media noche,
el cuervo que teje hechizos en la oscuridad.

El amo y la amante de la magia,
en detención en las profundidades de la mente inmortal
y siempre regenerativa con el poder de liberar o de atar.

Bebe entonces el buen vino de los viejos Dioses,
danza y has el amor en tu alabanza,
hasta que la tierra hermosa del eterno verano
nos reciba en paz en el final de nuestros días.

Y has cualquier cosa que en verdad desees,
se el amante que no daña a ninguno.
Para esto es entonces el único fundamento.

Que esto por la antigua magia...
... Sea hecho.

No hay comentarios: